Porque especializarte como coach es un Si o Si

Stand out

Si, se que el título les puede hacer algo de ruido y que a muchos les da cierto resquemor determinar una especialidad de coaching ya que sienten que se están encasillando y dejando de lado o perdiendo la oportunidad de acceder a otros clientes.

Imaginemos por un minuto que nuestro auto tiene un problema eléctrico. ¿A quién se lo llevo? A un taller que dice “Mecánica en General” u otro que dice “Electricidad del Automóvil”.

Actualmente, la sociedad cuenta con un gran número de profesionales que disponen de formación superior y habilidades similares. Por ello, la demanda de prestadores de servicios especializados en cualquier campo es cada vez mayor y, empresarios y departamentos de Recursos Humanos valoran muy positivamente las competencias que distingan a una persona del resto. Esta realidad se refleja en el mercado de alta competitividad, donde ser considerado un especialista en cualquier actividad. Marcará la diferencia.

Un generalista, en contraste con un especialista, estará frente a una cuesta muy empinada y lo más probable que dentro de 10 años siga luchando con ella. Si no estás dispuesto a especializarte, de ser, sino el mejor, al menos una referencia en el mercado, de encontrar tu nicho de mercado, lo más probable es que te cueste.

En síntesis, es probable que pierdas más de lo que ganas por tener un abanico demasiado amplio.

Pero, cuales son los beneficios de especializarnos?

Especializarnos nos permite:

  • Conocer a fondo los problemas (quiebres) principales del sector/actividad al que nos queremos dedicar y los objetivos más usuales de quienes trabajan en el sector (el cliente potencial).
  • Ser vistos como referentes dentro del sector.
  • A lo hora de ofrecer/vender nuestros servicios podremos enfocar todos nuestros recursos en un determinado sector.
  • Desarrollar un “marketing” (y su estrategia) y un vocabulario focalizado en la clientela potencial del sector.

Por ejemplo: Tendrá mucho más efecto decir “ayudar a vendedores a cerrar más y mejor” que “ayudar a que el comercial sea la mejor versión de si mismo”

esPECILAIZARME

Finalmente, algunas consideraciones.

No tengas miedo de especializarte en una rama de coaching. Tu especialidad no está grabada en piedra, si ves que no avanzas por ese camino, siempre hay tiempo para cambiar.

Especializarte en un área o sector en el cual hayas trabajado anteriormente no es una mala idea, ya que aparte de tus competencias como coach vas a poder volcar toda tu experiencia en dicho sector.

Además, seguramente la habrás elegido porque es lo que te gusta hacer y normalmente cuando nos gusta algo la posibilidad de que lo hagamos bien es muchísimo mayor.

Gracias por tu tiempo y podés dejar tus comentarios abajo, que serán bienvenidos

4 Comments

  1. Angela

    Responder

    Si gracias.la especializacion abre siempre puertas. Siempre hay algunas q no estam tan exploradas.

Leave Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *