Cosas que No Vamos a Perder en Esta Crisis

En tiempos difíciles, el temor puede hacernos sentir que vamos a perder aquellas cosas que nos son importantes. Hay una definición que anda dando vueltas por internet que dice que el miedo es “una evidencia falsa que parece real”. Es un lindo pensamiento, pero en la situación actual, el peligro es real y está presente, no nos engañemos.

Hay, sin embargo, una serie de cosas que no vamos a perder durante esta emergencia. Estás cosas son también aquellas que es imperioso que retengamos, aunque algunas, de cara a esta crisis, va a requerir de cierto esfuerzo.

Nuestras Relaciones. No vamos a perder una vida de relaciones que hemos construido y cultivado a través de toda una vida. Siempre vamos a tener a nuestra familia, nuestros amigos, nuestros clientes y nuestros socios. Ellos también van estar encantados de saber que no nos perdieron. Que estamos ahí para ayudarnos.

Nuestra Actitud. Es natural que sentamos miedo y duda. Pero es esencial que mantengamos un sistema de creencias y una actitud positiva, optimista y orientada al futuro. No se gana nada con el pesimismo, especialmente cuando se tiene que tomar acción. Es necesario que mantengamos una actitud positive, aun cuando no siempre será fácil.

Nuestro Conocimiento. Hace cuanto que no has oído la frase “Nadie puede quitarnos nuestra educación y lo que sabemos.” Aunque se demuestre que algunas cosas que creemos son verdades absolutas resultan falsas, lo que sabemos se mantendrá intacto y nos servirá en el futuro.

Nuestro Experiencia. Es otro tipo de conocimiento, y que vamos a retener en el futuro. Nuestra experiencia aun será valiosa, y cuando lleguemos a la otra orilla y comencemos a reconstruir será una ventaja.

Nuestros Recuerdos. Una vida está hecha de experiencias y recuerdos, de las cuales las mejores y más importantes incluyen familia y amigos. Las mejores cosas en nuestra vida no son cosas; son recuerdos, y en especial aquellos con quienes amamos.

Nuestros Objetivos y Sueños. Seguramente nuestros objetivos y sueños reciban un golpe, pero cuando algo nos es importante ahora, también nos será en el futuro. Podemos y debemos mantener nuestros objetivos y sueños vivos. Serán parte importante del motor que nos llevará a través de este desafío.

Nuestro Hambre. La clave de alcanzar nuestros objetivos, aun los más audaces, es principalmente el hambre. Si teníamos hambre de triunfar antes, lo vamos a tener aún más del otro lado de la crisis.

Nuestra Habilidad de Ayudar. Nuestra habilidad de ayudar, de compartir y de crear valor para los demás solo se acrecentará durante tiempos difíciles. Es difícil preocuparse por uno mismo cuando estamos enfocados en ayudar a otros que nos necesitan.

Nuestro Espíritu. Esa parte que nos es única nunca va desaparecer. El koan budista, “muéstrame tu verdadera cara, la que tenías antes de que tu madre y padre nacieran” es un intento a ayudarnos a reconocer eso que es esencial de cada uno. No existe ningún riesgo de perder nuestra esencia.

Cuidate y usa el tiempo productivamente.

Leave Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *